menu

News

Traducción audiovisual: voice-over y subtítulos para una estrategia de vídeo eficaz

posted in Uncategorized by

La Semana de la Moda de Milán acaba de terminar y para Emma y Francesca, que trabajan en una empresa de moda, es un momento de gran agitación. Durante los desfiles de moda, se han grabado varios vídeos de presentación de las nuevas colecciones de ropa y accesorios.

Emma –coordinadora de formación de recursos humanos– subirá los vídeos a la plataforma de e-learning utilizada para los cursos dedicados a todos los empleados, incluidos los de las filiales extranjeras. Francesca –responsable de marketing y comunicación–  los publicará en el sitio web y en el canal de YouTube de la empresa. Antes de poder utilizar los vídeos, estos deberán ser subtitulados y doblados en inglés, español, chino y alemán.

Existen dos técnicas de traducción audiovisual que pueden hacer del vídeo empresarial una herramienta eficaz de promoción y formación: el voice-over y los subtítulos.

El voice-over 

El doblaje en voice-over consiste en la superposición de una voz traducida a la pista de audio original.
Para obtener un voice-over de calidad, el gestor de proyectos que se ocupa del proyecto audiovisual deberá:

  • hacer transcribir los diálogos, que a menudo, en los vídeos de los desfiles de moda, son el resultado de intervenciones improvisadas;
  • preparar los guiones para el voice-over;
  • elegir y coordinar a los traductores nativos;
  • ocuparse del casting de las voces de los dobladores, comprobando que tengan el tono de voz y la pronunciación adecuados a las necesidades del cliente;
  • planificar los turnos de doblaje;
  • controlar y revisar el proyecto, asegurándose de que el montaje de la pista de audio sea correcto.

 

Es fundamental que la grabación de los textos traducidos sea realizada en un estudio de grabación profesional y por dobladores nativos capaces de reproducir los diálogos con la mayor naturalidad posible.

Los subtítulos

Los subtítulos acompañan al voice-over y añaden más información significativa a lo que ya dice la voz narradora.

La creación de subtítulos no es un proceso de mera traducción: el traductor tendrá, en efecto, que sintetizar y eliminar muchos elementos de los diálogos –como, por ejemplo, términos dialectales, interjecciones o titubeos– para obtener una cadena de texto adecuada que respete la longitud, la velocidad de lectura y la subdivisión sintáctica.

Es por eso que para tener una subtítulación de alto nivel es necesario:

  • traducir y revisar el texto completo en la lengua meta solicitada;
  • eliminar todos los elementos superfluos sin modificar su sentido general;
  • abreviar frases cuyo significado puede deducirse del vídeo;
  • montar y sincronizar los subtítulos;
  • adaptar aún más el texto (por ejemplo, sustituir palabras demasiado largas por sinónimos o modificar la estructura y la sintaxis de la oración) si hay problemas de sincronización.

 

Gracias a las herramientas TAO (http://bit.ly/CAT-Tool-StudioTre), STUDIOTRE es capaz de procesar los distintos formatos de los archivos de vídeo (mp4, mov o avi) y de los subtítulos (srt): de esta manera podemos traducir directamente en los archivos fuente evitando los errores típicos de «copiar-pegar» y garantizando al cliente un ahorro de tiempo y de los costes de adaptación gráfica y maquetación.

Si deseáis experimentar la eficacia de los vídeos traducidos para vuestras estrategias empresariales, escribidnos para obtener más información o pedir un presupuesto: preventivi@traduzionistudiotre.it.

31 Oct, 19

 

 

Ver también