icona_hamburger_menu

Traducción jurada y legalización de documentos: arrojamos un poco de luz sobre las traducciones juradas.

Las traducciones juradas
Por nuestros escritorios circulan documentos legales y actos jurídicos más a menudo de lo que pensamos y, cuando se trabaja en mercados extranjeros, puede que necesitemos adentrarnos en el mundo de las traducciones jurídicas, un territorio en el que no es nada fácil orientarse.

Traducción jurada, legalización, apostilla.

Cuántas veces habréis oído estas palabras y habréis pensado «¡qué lío!».

Orientarse entre los meandros de las traducciones jurídicas no siempre es fácil: hoy, amigos y amigas de STUDIOTRE, arrojaremos un poco de luz en este artículo.

¿Qué es una traducción jurada?

La traducción jurada tiene muchos sinónimos: legalización, traducción jurada legalizada, traducción oficial… Pero, ¿qué es exactamente?

Es una traducción que tiene el valor y la veracidad del documento original.

Va siempre acompañada por el acta del juramento en la que el traductor declara, ante un notario o funcionario judicial, que el texto traducido es fiel al original y que asume la responsabilidad por el trabajo realizado.

La traducción debe corresponderse con el documento de origen, en concreto:

  • no puede haber omisiones ni variaciones;
  • cuando se deben omitir algunas partes del texto, es necesario añadir la palabra [omissis];
  • los timbres, sellos, logotipos y filigranas se deben traducir o, en caso de que no se lean bien, indicar con la palabra «ilegible»;
  • si el idioma de origen utiliza un alfabeto distinto, es necesario comprobar que los nombres y topónimos en la traducción respeten la transliteración usada en otros documentos oficiales que estén en posesión de la persona o de la empresa.

¿Qué documentos necesitan una traducción jurada?

La traducción jurada es necesaria para cualquier documento, destinado a una autoridad u organismo, que implique a personas de países e idiomas distintos como, por ejemplo:

  • actos y documentos jurídicos,
  • poderes,
  • procure,
  • licitaciones y documentación técnica correspondiente,
  • balances,
  • certificados (de nacimiento/defunción, matrimonio/divorcio),
  • permisos de conducir y pasaportes,
  • permisos de residencia,
  • certificados de estudios, expedientes escolares y diplomas,
  • informes médicos,
  • registros de antecedentes y cargos pendientes.

¿Qué es la legalización?

La legalización de la traducción jurada certifica la autenticidad de la firma y de la cualificación de funcionario público de quien ha firmado el documento.

La autenticidad se obtiene en la Fiscalía o en la Prefectura; una vez legalizado, el documento debe ser entregado en el consulado del país de referencia que procederá, a su vez, a legalizar la firma del procurador/prefecto.

¿Qué es la apostilla?

Es el procedimiento que se aplica, en lugar de la legalización, entre los estados firmantes del Convenio de La Haya del 5 de octubre de 1961. Se trata de un certificado que confirma la autenticidad sin tener que recurrir al paso siguiente en el consulado competente.

¿Quién puede jurar una traducción?

El juramento de una traducción solo pueden hacerlo los traductores/as inscritos/as en el registro de Asesores Técnicos del Tribunal (CTU, por sus siglas en italiano) en el juzgado de competencia.

¿Quieres contactar con un socio lingüístico certificado que pueda guiarte en el mundo de las traducciones jurídicas y ayudarte cuando necesites una traducción jurada?

Escríbenos un correo electrónico (mail@traduzionistudiotre.it) o llámanos al número de teléfono (+39) 0522 323434.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Follow us

Artículos recientes

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.

Argomenti

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Podrían interesarte

Traducir las etiquetas alimentarias requiere competencias lingüísticas y legales

Traducir las etiquetas alimentarias

Traducir las etiquetas alimentarias requiere competencias lingüísticas y legales. Una traducción incorrecta puede, de hecho, dañar la salud del consumidor y ser causa de sanciones para la empresa que produce y comercializa el producto alimenticio.

Saber más
Traducir documentación técnica

Traducir documentación técnica

La documentación técnica debe ser clara y exhaustiva, estar disponible en el idioma del usuario y cumplir con los procedimientos específicos de los países a los que se desea exportar. Por esta razón es necesario trabajar en equipo para integrar los conocimientos del comunicador técnico con los del traductor.

Saber más