menu

News

Abrazo, beso, casa… las palabras a proteger y salvar según Paolo Iabichino

posted in Uncategorized by

Tarde o temprano la COVID-19 se irá, pero está dejando una sombra lúgubre en algunas palabras que tenemos que esforzarnos en proteger, para que vuelvan a sonar sin el sabor amargo de este maleficio. Así empieza «Le parole infette» (Las palabras infectadas), un artículo escrito por Paolo Iabichino, Director Creativo, que ha trabajado durante muchos años en Ogilvy Italia.

STUDIO TRE trabaja a diario con las palabras, las traduce y las convierte en herramientas de comunicación que permiten a las empresas llegar a clientes y socios de todo el mundo. Por eso nos ha impresionado el artículo de Paolo Iabichino, que queremos compartir con vosotros, citando algunos pasajes de su texto y algunas de las palabras elegidas por él.

ABRAZO

«¿Seremos capaces de volver a abrazarnos? Parece imposible ahora y puede que permanezca en nosotros un impedimento innatural, reflejo de una desconfianza proxémica de la que no podremos deshacernos inmediatamente. Sin embargo, el abrazo deberá convertirse en nuestro «dejar paso» a la vida que regresa. Un rito propiciatorio para exorcizar el pasado […]»

BESO

«[…] aún más fuerte deberá ser el esfuerzo para defender una palabra que habla de nosotros en todo el mundo. Otros pueblos envidian la naturalidad con la que los latinos se saludan y el beso necesita ser protegido. […] un importante gesto de identidad, el anticuerpo más fuerte de nuestras relaciones sociales».

CASA

«Es increíble cómo en solo unos días se ha distorsionado peligrosamente esta palabra. El valor refugio por excelencia, el lugar más íntimo, el espacio privado que protege nuestros afectos, intereses, pasiones, pensamientos y rituales. En estos momentos, los rincones de nuestras casas son el escenario de nuestras llamadas por videoconferencia. […] deberemos ser capaces de volver a encontrar nuestras solitarias confidencias tras la puerta que vuelve a cerrarse. Y volver a escuchar la palabra «casa» que resuena, sin esta secuela de memoria».

HÉROES

«Pero también heroínas. Es una palabra noble, que últimamente ha cobrado un significado contemporáneo. No más cómics, no más Marvel o mitologías, no más retórica deportiva que encubre todo luto de heroísmo. Por fin hemos comprendido el significado más profundo de esta palabra. […] Por una vez, cada uno de nosotros ha podido ver los escudos de los cuentos tras esas heroicas batas blancas».

LEJANÍA

«Tengo la sensación de que muchos de nosotros volveremos a revalorizar el significado más profundo de esta palabra, porque hemos descubierto, muy a nuestro pesar, lo lejos que puede llegar a estar el compañero de clase que vive poco más allá de nuestra casa […]».

MANOS

«Nos ha pasado a nosotros, que con nuestras manos hemos construido todo un vocabulario de expresiones. […] ¿Volveremos a darnos la mano antes y después de una reunión de trabajo? ¿Qué pasará cuando nos presentemos a una persona nueva? Será el momento de decirnos si nuestras manos pagarán el precio del miedo; habrá que mantener alta la guardia, porque de ellas también nacen las caricias».

SALIR

«Esta será la palabra que nos salvará».

 

Y para vosotros, amigos de STUDIO TRE, ¿qué otras palabras debemos proteger? Si queréis compartirlas con nosotros, enviadnos un mensaje de correo electrónico a [email protected]

El artículo completo ha sido publicado en el blog de Paolo Iabichino y podéis leerlo haciendo clic en este enlace: https://bit.ly/le-parole-infette-iabichino 

06 Apr, 20