menu

Gestión del trabajo

studio-tre-03De cada solicitud de traducción se hace cargo un responsable de proyecto (Gestor de proyectos), que hace el seguimiento de todas las fases. Organización, fiabilidad y capacidad para dar respuestas inmediatas son las características distintivas de nuestros Gestores de proyectos, cuyas tareas son:

• acordar los plazos y los modos de entrega con el cliente, tras una evaluación en profundidad de sus exigencias;

• seleccionar el traductor nativo, especializado en el sector específico, al que confiar el encargo, prestando la máxima atención a la «continuidad de recurso», o sea al uso de los mismos traductores para los mismos clientes;

• analizar los textos con las memorias de traducción (TM) y con las referencias específicas del cliente, operaciones necesarias para garantizar la coherencia terminológica y para gestionar proyectos voluminosos y urgentes;

• coordinar la organización interna en función de las exigencias del encargo;

• comunicar las especificaciones del proyecto al traductor seleccionado;

• disponer la doble revisión de la traducción (comparación del texto fuente con el texto de destino – comprobación de la correspondencia del contenido y el significado – consulta de la TM/glosarios/referencias – revisión ortográfica y gramatical);

• comprobar la edición y la maquetación;

• entregar la traducción en los plazos previstos, respetando los modos requeridos por el cliente.

Desempeñamos todos los encargos en cumplimiento de los procedimientos europeos de las Certificaciones de calidad UNE-EN ISO 9001:2015 y UNE-EN 17100:2015 (específica para centros de traducción), que garantizan la optimización de los procedimientos organizativos y la estandarización de los procesos operativos, la conformidad cualitativa del servicio, la reducción de las deficiencias y la selección, la cualificación y la idoneidad de los traductores y de los revisores.